Transporte pasivo

El transporte pasivo (más concretamente, el enfriamiento pasivo) es la contraparte intrínseca del transporte activo y se diferencia de éste por el nulo de consumo energético en el marco de las operaciones térmicas en las áreas correspondientes. 

Las soluciones representativas del transporte pasivo son los contenedores isotérmicos (también conocidos como «neveras de medicamentos») en los que se usa tecnología de aislamiento para impedir las variaciones de temperatura perjudiciales. 

Los contenedores isotérmicos comercializados por Lortech se usan para el transporte seguro de medicamentos y vacunas. También se pueden encontrar modelos precalificados y soluciones especializadas para el transporte de muestras de laboratorio.